Experimentando con helados caseros

Os presento mi nuevo juguete:

Una heladera Krups. 
Para alguien que no quería cacharros en la cocina, empiezo a adquirir demasiados, pero se impone ser pragmático cuando el tiempo apremia y no deseas renunciar a los productos hechos en casa.  
En realidad, llevaba mucho tiempo queriendo hacer helado casero. Lo intenté en un par de ocasiones sin heladera. Y lo de ir poniéndolo en el congelador, mezclarlo y vuelta al congelador me dio palo. O sea que cuando vi esta heladera en un outlet, entré y la compré.
Y el post de hoy será ni más ni menos que la crónica de los tres experimentos que he realizado hasta ahora con sus éxitos y sus fracasos. Las recetas las he descubierto en blogs tan maravillosos como   La Flor del calabacín, Lola en la cocina y Pequerecetas.

Semana 1: Helado de vainilla  con Oreos

La receta es de Pequerecetas, un blog dedicado a la cocina para los más pequeños y una gran fuente de recursos para los que tenemos niños/as. 
  • Primer error: preparar un helado como postre para una comida sin haber probado con antelación la heladera.
  • Segundo error: dejar la preparación lista el día anterior en la nevera. Lo hice para ganar tiempo para preparar el resto de la comida pero cuando quise ponerlo en la heladera estaba completamente compacto.
  • Resultado: bueno, pero sin destacar debido a la textura. Por la noche ganó y estaba rico. Lo siento, no hice fotos, bastante liada iba ya.
Ingredientes:
  • 250 ml de leche
  • 250 ml de nata para montar, 35,1% MG
  • 150 g de azúcar
  • 3 yemas de huevo (mediano)
  • 1 vaina de vainilla
  • 30 g de Maizena
  • 250 ml de nata para montar 35,1% MG
  • 10-15 galletas Oreo
Elaboración:
  • Comenzamos preparando una crema. En un cazo antiadherente, ponemos a cocer 125 ml de leche, la nata con el azúcar y la vaina de vainilla. Aparte, en la leche que hemos reservado disolvemos la maizena, y añadimos las yemas de huevo batidas. Cuando la mezcla que tenemos al fuego hierva, retiramos, sacamos la vaina de vainilla y añadimos a la preparación anterior. Volvemos a poner a fuego medio, removiendo sin parar hasta que espese. Retiramos del fuego y dejamos enfriar, tapando con papel film para que no le salga costra
  • Cuando la crema esté fría, montamos con un batidor de varillas los 250 ml de nata (que deberá estar muy fría), y lo mezclamos con cuidado con la crema pastelera haciendo movimientos envolventes. 
  • Si disponéis de heladera, una vez preparada la crema y montada y mezclada la nata, volcamos la mezcla con cuidado en la heladera, y programamos 30 minutos. Cuando falten 5 minutos para terminar, agregamos las galletas troceadas. Llevamos al congelador, y sacamos unos 15 minutos antes de consumirlo.
Semana 2: helado de mango al cardamomo

Sólo diré dos palabras: lo más. Deliciosa esta receta de La Flor del calabacín. Un éxito 
total. Qué rico, me da salivera sólo de pensar en él. Y encima sano y ligero. Repito seguro. Gracias a él sigo experimentando con los helados.


La receta es para hacer sin heladera, pero yo probé con ella y fue muy bien. Es tan fácil que la hizo mi hijo de 10 años bajo mi supervisión.

Ingredientes:
  • 125 ml de leche desnatada
  • 50 g de azúcar moreno
  • 1/2 cucharada de café de cardamomo
  • 3 yemas de huevo
  • 175 g de yogur
  • 200 g de pulpa de mango
Elaboración:
  • Calentamos la leche en un cazo con el azúcar y el cardamomo. No hace falta que llegue a hervir, cuando el azúcar se haya disuelto, lo retiramos del fuego y lo dejamos que se enfríe un poco.
  • Le añadimos las yemas y removemos hasta tener una mezcla homogénea.
  • Calentamos al baño maría, y removemos sin cesar hasta tener una mezcla espesa. Se retira del fuego y se sigue removiendo mientras se enfría un poco. Entonces añadimos el yogur y la pulpa de mango, lo batimos,  y lo echamos en la heladera.
Semana 3: Helado de cheesecake con mermelada de fresa

Esta receta para mí tiene sus pros y sus contras. La saqué de
Mercado Calabajio que a su vez la sacó de Lola en la cocina. Está muy rica, pero a mí  me quedó muy líquida. Ya avisaban en su blog. O sea que es normal, yo no acabé de seguir las reglas del juego y la cagué. Bueno, no del todo. Al día siguiente, tras pasar varias horas en el congelador asunto arreglado. Lección: no hagas helados justo antes de comértelos :-)
La verdad es que si comparo la receta en Lola y en Mercado son ligeramente diferentes. Quizá otra lección es siempre comparar con la fuente de origen. 

Ingredientes:
  • 1 taza de azúcar
  • 110 g de queso crema
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 de taza de leche
  • 2 cucharaditas de ralladura de cáscara de limón o de naranja (para mí gusto esto sobra)
  • 1 y 1/2 tazas de nata para montar
  • 3 ó 4 galletas digesta troceadas (4 mejor que 3, sino no se nota la galleta. Yo casi le pondría 5)
  • 3 ó 4 cucharadas de mermelada de fresa (yo la cambié por mermelada de frambuesa)
Elaboración:
  • Batir el azúcar con el queso, añadir el huevo y el extracto de vainilla y batir bien hasta que la mezcla esté homogénea.
  • Calentar la leche en un cazo, cuando empiece a hervir verterla en un hilo muy fino sobre la mezcla de queso mientras seguimos batiendo. 
  • Llevar esta mezcla al fuego removiendo constantemente con una cuchara de madera hasta que la mezcla comience a espesar, con cuidado de que no hierva, pues se cuajaría el huevo. Si tenéis un termómetro de cocina, se deben alcanzar los 85º sin sobrepasarlos.
  • Echar esta crema en un bol y cuando se haya enfriado un poco añadir la ralladura de limón y la nata, mezclarlo bien y dejar enfríar en el frigorífico.
  • Cuando está bien fría, ponerla a helar en la heladera, cuando ya esté casi hecho el helado, mezclar las galletas troceadas.
  • Una vez el helado hecho, repartir unas cucharadas de mermelada mezclando un poco con una cuchara con cuidado de que no se mezcle demasiado.
Este es el resultado:

Como comenté anteriormente, en esta receta me sobró un poco el sabor de limón, para mi gusto esconde el sabor del queso. Que por cierto, en otra ocasión sustituiré por Mascarpone sólo por probar (yo siempre hago este tipo de tartas con Mascarpone o ricotta).
También eché de menos el sabor de la galleta. Utilicé 3 galletas tipo digestive. Tendría que haber echado más.  Y puestos a hacer también debería haber puesto más mermelada.
Por el resto genial, el sabor de la vainilla es incomparable. Y en casa encantó. Simplemente se trata de ir probando hasta encontrar la manera que más te guste por ensayo/error.
Ahora en casa estamos hablando de cuál será el próximo: ¿fresa? ¿chocolate? De momento gana el de dulce de leche y crema catalana. Aunque a mí me apetece probar uno de te o de higos. Y al final quién lleva la cucharada soy yo ;-)

Próximamente...más recetas de helados en Entre harinas.

13 comentarios

  1. Sonia he visto esta heladera barat y quisiera saber el tamaño en cm de la cubeta que hay que congelar para ver si me cabe. Me puedes ayudar? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola Chari, pues ahora te lo miro guapa y te digo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola guapa, tiene un diámetro de 22 cm. Por dentro solo hace 15 cm y tiene una capacidad de 1,5 litros. Está muy bien, yo te la aconsejo. Empieza la temporada de helados ya :-)

      Eliminar
    2. Muchas gracias! Me gusta mucho perono estoy segura de que me entre en el congelador. Quiero buscar algo que mida igual para probarlo antes por eso necesitaba las medidas. Entonces mide 22 de diámetro y me podrías decir el alto de la cubeta?

      Eliminar
  4. Hace 15 cm de alto. Es grande pero a mi me cabe en el cajón del congelador (es una nevera supervieja y normal). Eso sí, tengo que hacer espacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Espero que me entre es qie mi nevera es integrada y es más chica que la media. Ya te contaré. Muchas gracias de nuevo!!!

      Eliminar
  5. Ya la tengo metida en mi congelador. Acaba de llegarme. Quiero estrenarla con helado de vainilla. Algún consejo? Gracias guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! 250 ml de leche entera, 100 g de azúcar (si es azúcar invertido mejor, lo venden en Gadgets cuina), 2 huevos, 450 de nata líquida y 1 cucharadita de extracto de vainilla. Se calienta la leche, y a parte se baten los huevos con el azúcar. Viertes la leche caliente sobre los huevos y mezclas bien. Lo viertes de nuevo en el cazo y lo pones al fuego sin dejar de mezclar hasta que se espese (es como 1 crema inglesa. Dejas enfriar y luego añades la nata y la vainilla mezclando. Y lo dejas en el congelador 12 horas (en la cubeta). Un beso

      Eliminar
    2. Ya lo tengo enfriando mañana te cuento.
      Es casi la misma receta. Gracias!

      Eliminar
  6. yo hace, años que la tengo, se ha picado el aluminio, y ahora sale el liquido congelante, con lo cual muy normal no es, es mas la marca se ha limpiado las manos, si no lo veo nos intoxicamos todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vaya, es bueno saberlo. De momento no he tenido ningún problema.

      Eliminar