Crema de café con mousse de chocolate

Dicen que tenemos una impronta cultural, familiar y personal que hace que relacionemos ciertos alimentos con emociones. Leyendo mi blog creo que podéis comprobar que esta teoría se cumple al 100% conmigo. ¿Os acordáis del crítico gastronómico de Ratatouille? Pues esa podría ser yo. Un poco más bajita, gordita, rubia y la cara menos estirada y con menos mala leche pero según que alimentos me remontan a momentos de mi vida. Y el café es sin duda uno de los más marcados.

Crema de café con mousse de chocolate

Imagino que no es muy normal, pero yo de pequeña tomaba café con leche. Cuando digo pequeña me refiero hacia los 10 años. Lo bebía bien frío y batido y con un boli de esos Bic como caña. Me lo preparaba mi tía Germinal cuando me quedaba en su casa algún fin de semana. Mi tía me hizo de abuela y yo ahora al café no le puedo dar más que un sentido positivo.

Crema de café con mousse de chocolate

No hay mejor momento para el día para mí que el momento en que me tomo un café con leche. Normalmente por la mañana, especialmente si estoy sola y lo puedo disfrutar en silencio, sin interferencias. Si estoy relajada me permito tomar hasta dos seguidos. Tomar café para mí es sinónimo de relax, de intimidad, de introspección. Oler su aroma me produce efectos que mejor no dejo escritos en el blog. Digamos que me vuelve loca.

Crema de café con mousse de chocolate

De pie, apoyada al marco de la puerta del balcón me gusta asomarme al mundo taza en mano. O debería decir manos porque me gusta sentir el calor de la taza entre ellas. Es un momento único que me conecta con lo bueno del universo.

¿Os imagináis juntar el sabor del café al chocolate?


Crema de café con mousse de chocolate

Ingredientes para la crema de café (6 vasitos):

150 g de leche entera
150 g de nata líquida
1 cucharada de café molido
3 yemas de huevo
30 g de azúcar blanco
180 g de chocolate con leche a trocitos

Mezclamos la leche con la nata y el café molido en un cazo. Lo caletamos sin dejar de mezclar con unas varillas. Blanqueamos aparte el azúcar con las yemas de huevo. Cuando la leche hierve, vertemos sobre las yemas. Os suena el proceso? Lo volvemos a poner en el cazo y mezclamos con una espátula o cuchara de palo hasta obtener una crema sin grumos. Retiramos del fuego y vertemos una parte sobre el chocolate en trocitos. Dejamos fundir un momento y vertemos el resto de la crema. Mezclamos hasta conseguir que se mezcle bien. Vertemos la crema en vasitos y la dejamos en la nevera.

Ingredientes para la mousse de chocolate:

2 yemas de huevo
80 g de nata líquida
125 g de chocolate al 70% de cacao (cortado en trozos)
250 g de nata semi montada

Nos podríamos quedar sólo con la crema y servirla con nata, pero yo he sido un poco más golosa y he preparado esta mousse de chocolate, que es la que se utiliza para la Sacher.

Semi montamos 250 g de nata (hasta que se marquen las varillas). Reservamos. Calentamos los 80 g de nata líquida a 40º (es un momento). Aparte fundimos el chocolate al microondas también a 40º. Yo ya compro el chocolate en pastillas pequeñas. Es más práctico. En Barcelona lo venden en Paramí. También en tiendas especializadas. Mezclamos la nata con el chocolate, añadimos las yemas que habremos roto un poco previamente. Y añadimos en tres veces la nata semi montada con cuidado y de forma envolvente. Ponemos en una manga pastelera y vertemos sobre la crema de café. Enfriamos en nevera.

Decoramos con nata. Para la decoración en chocolate ponemos en el congelador un mármol o una bandeja metálica un buen rato. Luego deshacemos chocolate en el microondas y vertemos el chocolate en hilo sobre el mármol bien frío con la forma que queramos hasta que solidifique.  Buen provecho.

Crema de café con mousse de chocolate

2 comentarios

  1. Adoro el café y creo que la combinación con chocolate es inmejorable. Esto tengo que probarlo! Besos

    ResponderEliminar