Panecillos de yogurt con algo más

Hace ya un tiempo quise probar un taller de panecillos. Más que nada para aprender a bolear (me encanta esta palabra). A priori no esperaba gran cosa de este taller, sin embargo no sólo consiguió sorprenderme sino que sus recetas han pasado a ser un clásico en mi cocina. El porqué es simple: son fáciles, diferentes y te solucionan más de un momento. A ellas estoy recurriendo en estos momentos que tengo poco tiempo. Un precalentamiento para cuando ya pueda volver a hacer pan.


El taller lo impartió en Bonsfocs Richele de Wit, una holandesa con mucho salero y acento andaluz.


Empezaré con estos panecillos de yogur a los que mi hijo se empeña en llamar "galletas".


Ingredientes para la masa:
  • 280 g de harina de trigo
  • 240 g de yogurt griego
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharada de bicarbonato
Ingredientes para sazonar:


Y aquí la gracia de estos panecillos, el sazonado. Podéis recurrir a añadir pepitas de chocolate o atreveros con estas combinaciones:
  • Canela y azúcar
  • 1 cuchadita de ralladura de naranja y arándanos o cerezas
  • Queso rallado, cebollitas frescas y pimienta (mi preferida)
O simplemente dejar volar vuestra creatividad.


Para pintar:
  • Un  huevo batido con un chorrito de agua
  • Para los de cereza y los de chocolate podeís poner azúcar encima
  • Para los de queso podéis poner cajún
Elaboración:
  • Mezclamos todos los ingredientes secos con los ingredientes para sazonar. Si escogemos hacer panecillos dulces añadimos 3 cucharadas de azúcar (con los de chocolate uso vainilla en azúcar).
  • Añadimos el yogur y mezclamos con cariño. No hay que amasar, sólo mezclar hasta que toda la harina esté hidratada y se forme una bola pegajosa.
  • Dejamos reposar la masa en la nevera al menos un par de horas.
  • Sacamos la masa de la nevera y enharinamos la superfície de trabajo.
  • Con la ayuda de un rodillo aplanamos la masa hasta que alcance un 1 cm de altura.
  • Con un vaso pequeño o un cortador de galletas vamos recortando los panecillos.
  • Colocamos los panecillos en una bandeja con papel de hornear.
  • Pintamos con el huevo batido (o el azúcar o cajún) y los dejamos hornear unos 15-20 minutos a 200º.
Veréis que al no llevar mucha levadura, no suben mucho.

Están muy ricos.

1 comentario

  1. Sonia, me ha encantado esta receta. Los voy a hacer¡¡¡ Un beso.

    ResponderEliminar